Ritos masónicos

Muchas personas relacionan la palabra Rito, con algo oculto o misterioso, nada más lejos de la realidad. Rito es todo aquello que se hace de forma invariable y mecánica. Cualquier situación personal o colectiva, que se repite sin apenas modificaciones y siguiendo una estructura predefinida, es un rito.

Los protocolos de sociedad, las ceremonias universitarias, las fiestas tradicionales incluso actitudes que inconscientemente repetimos en nuestra vida son ritos.

El rito Masónico es la recreación repetitiva de frases y gestos tradicionales en la Masonería, no implican ningún acto religioso o místico. Su interpretación es libre para cada Masón y sirven fundamentalmente para mantener una tradición, así como para generar una catarsis que nos permita romper con el mundo exterior y concentrarnos en el debate social, filosófico o intelectual.

El rito sirve también para aprender unos usos y modos que permiten reconocerse a los masones por encima de culturas o idiomas. En nuestras reuniones utilizamos el rito como sistema de funcionamiento, con lo que conseguimos mejorar el nivel de conversación y comprensión entre nosotros. El rito, dado su peculiar y estudiado orden, mejora el nivel intelectual de los temas a tratar y evita los debates no constructivos o repetitivos.

Podría parecer, que el rito masónico es uno e inmutable, no es así, a lo largo de la historia se han creados varios ritos masónicos. Veamos algunos de ellos.

RITO FRANCÉS

El rito francés, esta considerado una traducción directa del rito usado en la antigüedad por los masones llamados `modernos. Seria pues, el rito en uso en la actualidad más próximo a la tradición masónica en toda su pureza. Este rito, poco usado en España esta empezando a usarse en los últimos años.

La Francmasonería se implanta en Francia sobre 1725 traída por los emigrantes británicos que huían de las persecuciones políticas y religiosas. En París, éstos son a menudo de origen noble y vienen, por lo general, de Londres. Traen en sus equipajes el ritual que emplean en la capital inglesa en esta época, se trata del ritual de la Primera Gran Logia de 1717. Es pues el ritual llamado “de los Modernos”, como se las llamará a partir de 1751 cuando se erija una nueva Gran Logia que se reivindicará a sí misma como de los “Antiguos”. Así, es una Masonería de tipo “Moderno”, es decir paradójicamente anterior a aquella llamada de los “Antiguos”, la que se implantará en Francia.

Cuando se compara la divulgación del ritual de la Primera Gran Logia de Londres, el célebre Masonry dissected publicado en 1730, y las divulgaciones de los rituales masónicos franceses impresos alrededor de 1745 se comprueba que estos textos son muy semejantes. Es pues el ritual de los “Modernos”, el que practicaban en Inglaterra los masones que junto con Anderson crearon la Primera Gran Logia, la que se difundirá en Francia durante el siglo XVIII. Éste es por otra parte el único ritual conocido para los grados azules y que será llamado más tarde el Rito francés.

RITO ESCOCES

Es uno de los ritos más extendidos y el que tradicionalmente se ha practicado en España. Tradicionalmente se ha sobreentendido que es el que mayor riqueza simbólica posee, en realidad, es similar a la de los demás ritos, incorporando todos los elementos simbólicos que en otros ritos son opcionales.

En 1804, se creó en París una nueva obediencia, la “Gran Logia General Escocesa”. Los miembros que formaron esta nueva Gran Logia fueron, en gran medida, emigrantes franceses provenientes de las “américas” regresados a la metrópoli tras la pérdida colonial de Santo Domingo. Traen con ellos usos Masónicos bastante diferentes de los practicados en esa época en Francia, tanto en lo que se refiere a los grados simbólicos como a los altos grados. Para los grados simbólicos, se vinculan a la otra gran corriente de la primera Francmasonería especulativa británica, la Masonería llamada “de los Antiguos”. Ésta corriente, aparecida en Londres en 1751, era totalmente desconocida en Francia donde durante todo el siglo XVIII, las Logias practicaban los ritos que habían recibido de la Primera Gran Logia de Londres, a mediados de la década de 1720. La Masonería de los “Antiguos” estaba sin embargo muy implantada en los Estados Unidos. A pocos kilómetros de las costas americanas, las islas coloniales francesas habían estado en frecuente contacto con esta corriente Masónica y en Santo Domingo se había establecido una Gran Logia Provincial “de los Antiguos”.

Para los altos grados, los franceses de las colonias americanas, seguían practicando el sistema de 25 grados (luego pasarían a ser 33) que conocieron en Francia en 1761. En París, en cambio, este sistema había desaparecido en los años 1770-1780 para dejar paso a la codificación de los altos grados en 4 o 5 Órdenes adoptada por el Gran Oriente de Francia. Los adeptos del Rito Antiguo reunirán por otro lado a los Masones quienes desde 1802 bajo el nombre de “escoceses” cuestionaban la estandardización de los altos grados por el Gran Oriente. La Gran Logia General Escocesa unirá pues bajo la bandera del “Rito Escocés Antiguo y Aceptado” particularismos rituales de orígenes y de naturalezas muy diversas.

RITO EMULACIÓN

Es un rito que en España, solo existe en la masonería de tipo británico y no en todas sus Logias. Este rito tiene la particularidad que no cabe en su seno los debates de corte intelectual, consta de dos partes, tenida y ágape que se desarrolla necesariamente con posterioridad a la celebración del rito.

En 1799, la Francmasonería inglesa estuvo a punto de desaparecer bruscamente. Temiendo que los efectos de la Revolución francesa alcanzaran Gran Bretaña, el gobierno intentó establecer una ley que prohibiese “las sociedades sediciosas e ilegales” (empezando por las sociedades secretas). La Francmasonería sólo pudo escapar de esta prohibición poniendo por delante su lealtad (testimoniada por la presencia de grandes del Reino a su cabeza) y aceptando un proyecto de unificación y de reorganización. Esta “Secret and unlawfull societies act” está pues en el origen del nacimiento en 1813 de la Gran Logia Unida de Inglaterra.

Para tratar este delicado asunto se constituyó una “Logia de Reconciliación” que elaboró, entre 1814 y 1816, un ritual que refleja la unión de los dos corrientes. Los especialistas consideran en general que este ritual debe mucho más a los usos de los “Antiguos” que a los de los “Modernos”. Así, paradójicamente, el Rito francés es hoy el único representante de la tradición ritual de las “Modernos”, es decir, de la Primera Gran Logia.

Una vez elaborado el ritual, que conviene llamar Rito Inglés, debía difundirse. Así pues, estando prohibido imprimir los rituales, se decidió constituir algunas logias especiales donde los hermanos pudieran ver demostraciones y aprender el nuevo ritual. Así fueron constituidas la Stability Lodge of Instruction en 1817 y la Emulation Lodge of Improvement en 1823. Estas logias de instrucción estaban compuestas por los antiguos miembros de la Logia de Reconciliación.

Las logias de instrucción, sin embargo, establecieron variantes sobre muchos puntos secundarios, incluso completamente menores. Es por ello que el Rito inglés conoce varios “working”, expresión de la que la mejor traducción es, probablemente, “estilos”. Las diferencias entre los “estilos” Stability, Emulation… pero también otros como el Universal, West End, Taylor’s, Oxonian, son sin embargo mínimas.

Siguiendo la expansión británica, el Rito inglés conoció una gran difusión a través del mundo, los azares de la historia hicieron que fuera sobre todo su variante Emulación la que tuvo mayor implantación, hasta tal punto que para muchos masones que no eran británicos, el Rito inglés estilo Emulación se convirtió sencillamente en el Rito Emulación.

RITO ESCOCES RECTIFICADO

Es un rito similar al Rito Escocés Antiguo y Aceptado, de poca implantación en España, con la particularidad que solo pueden pertenecer a ella cristianos practicantes es un rito muy minoritario.

El Régimen escocés Rectificado fue organizado entre 1774 y 1782 por dos grupos de Masones de Lión y Strasburgo, entre los que destaca Jean Baptiste WILLERMOZ (Lyón 173O-1824). La arquitectura del Régimen fue obra suya. Desde el punto de vista formal, el Régimen escocés Rectificado tiene tres orígenes, desde el punto de vista espiritual, tiene dos fuentes de inspiración.

En lo que se refiere a la estructura y el simbolismo tanto masónico como caballeresco, los tres orígenes del Régimen son:

La Masonería francesa de la época, con su proliferación de grados más diversos, estructurados hacia 1786-1787 en un sistema que llevará el nombre de “Rito francés”, sin omitir los diversos grados cuya combinación constituye lo que se llama ” el escocismo” sintetizados igualmente por Jean-Baptiste Willermoz.

El Sistema de Martinez de Pascually, personaje enigmático que willermoz reconoció siempre como su Maestro, es decir “la Orden de los Caballeros Masones Elegidos Coens del universo”.

La llamada “reformada de Dresde”, sistema alemán en el que el aspecto caballeresco sobresalía absolutamente sobre el aspecto masónico, pues se quería no sólo heredero, sino restaurador de la antigua Orden del Temple abolida en 1312.

Las dos fuentes espirituales:

  • La doctrina esotérica de Martínez de Pasqually.
  • La Tradición cristiana.
Compartenos en redes sociales.