Obediencia

Una obediencia es una asociación de logias. Generalmente las obediencias se denominan identificando su estructura interna y su ámbito de actuación geográfica, por ello son habituales las denominaciones de Gran Logia o Gran Oriente “de..”

Los usos y costumbres tradicionales indican que tres o mas logias en una misma ubicación geográfica, generalmente una nación o región especialmente distintiva, pueden crear una obediencia masónica

Una obediencia configurada como Gran Logia, indicaría a priori que su estructura organizativa sería que cada una de las logias tendría representantes en una logia general que actuaria como cuerpo ejecutivo, legislativo y administrativo de la entidad. Una obediencia configurada como Gran Oriente, reflejaría una estructura donde los representantes de las logias se se reúnen asambleariamente como cuerpo legislativo y de entre esta asamblea se generaría un cuerpo ejecutivo y administrativo. En las dos configuraciones el cuerpo judicial interno es independiente.

Sin embargo, esta clasificación tradicional ha dejado de ser real, hoy en día encontramos obediencias masónicas que su denominación no refleja su estructura real. Lo mismo ocurre con la identificación geográfica, hoy en día es fácil encontrar logias en varios países del mundo federadas a obediencias masónica españolas y logias españolas federadas a obediencias masónicas de otros países. También es fácil encontrar obediencias masónicas, regionales, comunitarias o multinacionales.

En cualquier caso, una obediencia masonica es una estructura que engloba administrativamente a logias que libremente asi lo deciden.

La misión de la obediencia masónica es velar por la pulcritud del trabajo masonico fijando reglamentos y ritos, fomentar y aglutinar las acciones de solidaridad, normalmente mediante fundaciones ad-hoc, administrar los acuerdos de amistad y reconocimiento entre logias y fomentar las relaciones.