Historia de la masoneria española

Comúnmente se acepta que la Masonería nace en España en la ciudad de Madrid, con la formación de una Logia de breve existencia, llamada Las Tres Flores de Lys, conocida también como La Matritense. La fundó junto a otros miembros no españoles, la mayoría ingleses, el Duque Phillipe Warthon, así costa en los ficheros de la masonería Inglesa.

Esta logia y cualquier movimiento en relación con la masonería fue cercenado por la corona española  que siguiendo instrucciones del Papado prohibió y persiguió a la masonerí

Las primeras logias de españoles se fundaron en Brest (Francia) con miembros de la Armada española apostados en esta ciudad, la logia se llamo “La Reunión Española”.

No aparecerán logias de españoles en territorio propio hasta principios del siglo XIX, de hecho en 1809 se funda la Gran Logia Nacional para todas las Españas que estará bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia, llegándose a contar 34 logias en su seno . Luego habrá otras como Triomphe de l´ Amitié; o Les Amis fideles de Napoleón, en cuyas logias conviven españoles y franceses.

Tras la época de Fernando VII, vuelve a ser solicitado el padrinazgo del Gran Oriente de Francia (GOdF), por varios masones españoles, que constituyen en Barcelona la logia La Sagesse (1848) y en Gijón la logia Los amigos de la naturaleza y humanidad (1850)

Excepto en los períodos de persecución que coincidieron con las etapas absolutistas la Masonería española se definió por su imbricación progresista con la sociedad, encontrándola al lado de la defensa de las libertades individuales, del laicismo, posesionándose ante la universalización de la educación, junto a los movimientos pacifistas y al lado de las capas más desfavorecidas.

El retorno de la democracia favoreció el retorno de las logias, fundamentalmente de la mano de masones exiliados o iniciados en el exilio, las primeras logias en España en el actual periodo historico fueron creadas en 1977 (Logia Minerva, Barcelona) y 1978 (logia Blasco Ibañez, Valencia).