¿Hablar de política en masonería?

| 9 enero, 2016

Existe una gran difusión de la idea de que en las logias masónicas no se puede hablar de política, esta idea tiene un origen definido, una interpretación sesgada y una consecuencia.

El origen está en las llamadas Constituciones de Anderson, que es un documento de 1723 y que la mayoría de historiadores acuerdan que es el momento donde definitivamente la masonería deja de lado su origen como gremio laboral y evoluciona hacia una escuela de pensamiento. En dichas constituciones, que están organizadas en varios capítulos, se asientan unas reglas de conducta, en el capitulo donde se fija la “conducta que debe observarse cuando la Logia esté cerrada, pero estando aún reunidos los hermanos”, se puede leer literalmente: “deben evitarse en absoluto las discusiones sobre religión y política”images

Quiero recalcar que esta frase que hemos leído esta en el capitulo donde se habla de la conducta con logia cerrada, que, para comprensión de las personas que puedan leer esto y no sean masones, se refiere al rato después de una reunión masónica, que dedicamos a tomar una cerveza o a cenar, pero de ninguna manera habla de ninguna prohibición para hablar de política en logia.

Hemos visto el origen, y vamos ahora a la interpretación. Las logias, como las personas, cada una tiene un espíritu distintivo, un origen y una evolución que las hace únicas y ese espíritu las hace situarse en uno u otro tipo de masonería. La interpretación de que hablar de política es un tabú lo encontramos en tres tipos de masonería: en primer lugar, la masonería británica y sus franquicias, auto-llamadas “regularidad masónica”, en segundo lugar la masonería con un fuerte contenido, llamemosle benévolamente “espiritual” o “esotérico”. Con independencia de estos dos tipos de logias, también podríamos hablar de las logias frágiles, pequeñas o sin una tupida fraternidad interna, que ven el debate político como un riesgo a la concordia.

Por supuesto, en la masonería adogmática, busca el debate basado en la razón, en el empirismo rechazando cualquier planteamiento dogmático, y esta forma de pensar es contraria a la autoridad religiosa, la tradición y por supuesto a la militancia política que promueve formas de pensar y actuar partidistas que por definición no nacen del pensamiento particular sino, en el mejor de los casos, del consenso de comités de redacción de programas o ideologías.

El debate político basado en la razón propia (que no quiere decir que sea acertada), es flexible, esta abierto a los cambios de pensamiento, a la comprensión y empatía a las ideas del que piensa de modo distinto, por ello los debates son enriquecedores, didácticos y generalmente convergentes.

Es cierto, y podemos dar la razón a los que dicen que el debate político es un riesgo a la concordia, siempre han habido, hay y habrán masones incapaces de deshacerse de las ideas dogmáticas de partido o de sus propios convencimientos que acaban abandonando las logias al grito de ¡están politizadas!, ocurre ¿para que negarlo?, suelen ser intolerantes que no aceptan que otros tengan idearios distintos, que se creen en la posesión de la verdad y, ¿por qué no decirlo?, estarían mas cómodos en un país “con menos libertinaje”.

La consecuencia, es que poco a poco, los flujos de masones de una logia a otra, los mensajes en su exteriorización y su carácter, van componiendo y acentuando el espíritu de las logias, que, manteniendo fondo y forma, cambia el contenido. Por ello, a un “buscador curioso”, no le costará prácticamente nada distinguir entre una masonería social, adogmática y con contenidos de debate actuales, de logias claramente conservadoras y tradicionalistas y logias dedicadas a la especulación simbólica y esotérica, sin olvidar la logia temerosa, que no quiere ser ni una cosa ni otra por que cualquier melón de debate que abra pondrá a relucir su propia fragilidad.

¿Política en las logias?, si, ¿por qué no?, el método masónico es el único que permite a las personas abordar temas polémicos sin ataduras, sin dogmatismo y con librepensamiento.

Tags:

Category: Blog

avatar

About the Author (Author Profile)

Mi nombre es Juan y soy masón desde 1991, en la logia Blasco Ibañez de Valencia, esta pagina es una iniciativa personal.

Comments are closed.