Mujer y masonería

Una de las revoluciones de nuestra sociedad en este siglo ha sido, sin duda, el logro social de la equiparación de derechos y deberes del varón y de la mujer. No es necesario recordar que la mujer ha tenido limitados sus derechos durante mucho tiempo, como ejemplo, podríamos recordar, que en España, hasta hace muy pocos años, una mujer no podía trabajar o abrir una cuenta corriente, sin el preceptivo permiso del marido, padre o tutor, según el caso.

Afortunadamente, ya no es así, y nadie debería dudar de la igualdad de derechos y deberes sin diferencias de sexo, raza, religión o conciencia. ¿Es admitida la mujer en la masonería?, Si, pero con aun, algunas limitaciones.

Coexisten en el panorama de la masonería dos tendencias la masonería de línea inglesa dogmática, que no admite mujeres en su seno, no las admite tampoco como visitante ocasional e incluso niegan el derecho a las mujeres de incorporarse a la masonería. Sin embargo admiten y alientan la formación de estructuras administrativas paralelas como la Orden de las Eastern Stars o las Logias de Adopción.

En las Obediencias adogmáticas,  liberadas de las reglas de la masonería británica cambia la concepción, existen Logias exclusivamente masculinas, femeninas y también mixtas. Se esta observando un aumento de la presencia de la mujer en masonería femenina en todo el mundo.

La tendencia parece que se inclina por la libertad de opción, dejando a cada logia la posibilidad de ser masculina o femenina de modo exclusivo o logias mixtas, coexistiendo en perfecta armonía y relaciones.

Recientes debates en el seno de la masonería adogmática, apuntan a una concepción de la humanidad donde el genero no es mas que una cuestión biológica, trascendiendo la diferenciación por esta cuestión a poco mas que una herencia cultural de la que, necesariamente, la humanidad tendera a obviar.