Criterios de admisión.

| 4 agosto, 2015
Diría que la pregunta mas repetida por las personas interesadas en ingresar en una logia masónica es ¿cuál es el criterio de admisión?. Yo diría que este es el secreto de la masonería. Si nos atenemos a los textos tradicionales, estos dicen que basta con ser “hombre libre y de buenas costumbres”. Ignorando el debate que aun mantienen algunas logias si “hombre” se refiere a varón o a la raza humana en general, nos quedamos con la ultima frase “libre y de buenas costumbres”
Así pues, parece que las condiciones de entrada es ser “libre y de buenas costumbres”, el problema llega cuando tenemos que definir que son buenas costumbres, en este momento entran las ideas de cada cual, la experiencia de cada logia, la cultura de cada país y, en España, mas veces de lo que quisiéramos, la necesidad de tener afiliados en la logia.
Una definición bastante interesante, la podemos encontrar en el blog de la Logia Lautaro, de Caracas, Venezuela donde dice:

“libre es aquel que tiene libertad para expresar sus pensamientos, no acepta imposiciones que atenten contra sus principios, ni está sujeto a la voluntad de un tercero; no está atado a ningún dogma que oscurezca su inteligencia y pervierta sus sentimientos, y carece de vicios que lo esclavicen.”

Pese a que es una definición redonda en cuanto a su sentido profundo, dependerá, una vez mas de la visión personal del masón que deba de decidir con su voto si es o no libre, a este respecto, os reto al ejercicio de imaginar que puede ser tener “vicios que lo esclavicen” en según que cultura o países.
En efecto, lo que estoy diciendo es que esa premisa de “libre y de buenas costumbres” es y será siempre matizada por según que logia, según que país e incluso según que obediencia masónica.  Como ejemplo, yo conozco masones iniciados en una logia que en otras logias su rechazo fue abrumadoramente masivo ¿no era libre y de buenas costumbres en una logia y si lo era en otra?. Evidentemente ante la misma premisa los criterios son divergentes.
Al final recurrimos a “pequeños trucos” personales para discernir esta “libertad y buenas costumbres” que deben guiarnos, voy a poner algunos ejemplos.
Conozco un masón que dice que las ideas políticas, sociales y religiosas del candidato no le interesan, salvo que manifieste alguna postura reprobable, y que para el ser libre y de buenas costumbres es que sea un candidato de fácil ubicación, se fija mucho en si cambia mucho de pareja, empleo, o residencia. Personalmente me parece un mal criterio, pero reconozco que cuando manifiesta dudas, con el tiempo acierta de pleno.
Conozco otro, que argumenta que lo que mira en un candidato es que sepa argumentar lo que dice de un modo autónomo y eficiente, en especial en aquellas cosas en las que no este de acuerdo con el.
¿Qué es pues ser libre y de buenas costumbres? 
Pues no puedo definirlo, como nadie puede, en cada ocasión el acento  se pondrá en el candidato concreto.
Para mi el candidato ideal es aquel que sus vecinos le dejan la llave de su buzón cuando se van de vacaciones, por que ha demostrado ser un hombre solvente, serio y de fiar.

Tags:

Category: Blog

avatar

About the Author (Author Profile)

Mi nombre es Juan y soy masón desde 1991, en la logia Blasco Ibañez de Valencia, esta pagina es una iniciativa personal.

Comments are closed.